Entender un presupuesto audiovisual, de vídeo corporativo


Como todo presupuesto hecho “como Dios manda”, el coste total de la producción de un vídeo corporativo también debe estar desglosado en partidas, o capítulos. En este artículo desvelaremos qué significan y qué incluyen todos esos conceptos que, para los menos especializados en el mundo audiovisual, pueden resultar un tanto jeroglíficos…

Presupuesto de vídeo corporativo

Guión
Todos sabemos lo que es un guión, pero para dar un paso más allá, es necesario distinguir entre el guión literario (que es el texto que el locutor narrará sobre las imágenes del video) y el guión técnico o audiovisual, que es el que va incluido en todo presupuesto, y que define el orden y forma en que las imágenes y otros elementos gráficos se sucederán en el vídeo. Esta partida del presupuesto audiovisual valora la definición de la idea sobre la que transcurrirá el vídeo.

Escenografía
La mayoría de los vídeos corporativos se filman en las propias dependencias del cliente (en oficinas, despachos, naves, etc.) pero en algunos casos, sobretodo para vídeos de producto, es necesario alquilar un plató con ciclorama blanco, contar con elementos determinados de decoración (atrezzo), solicitar permisos por el hecho de filmar en determinados espacios públicos, etc. Todos estos elementos “de relleno” son los contemplados en la partida de “escenografía”.

Equipo de rodaje y consumibles
Esta partida incluyo todo el equipamiento necesario para llevar a cabo el rodaje: una o varias cámaras, trípodes, kits de iluminación, microfonía ambiente, o de solapa, reflectores, baterías, grúas, cintas, discos duros, monitores, etc., así como el transporte de los mismo hasta el lugar donde se vaya a realizar la filmación.

Equipo técnico
Abarca todo el personal implicado en el rodaje, el productor, operadores de cámara, de audio e iluminación, auxiliar, etc. También incluye el transporte y dietas de dicho personal.

Personal artístico
Esta partida tiene en cuenta la necesidad de que participen actores o actrices en el rodaje, con sus derechos de imagen incluidos, figurantes, cuerpo de baile, vestuario necesario, maquillaje, etc. No suele ser habitual contar con la presencia de personal artístico en los vídeos de empresa.

Locución y/o doblaje
Sí es habitual la participación de locutores/as en los vídeos de empresa y de producto. Esta partida en un presupuesto audiovisual contempla el trabajo de locución, la cesión de los derechos de uso de la voz grabada y el tiempo de estudio de grabación profesional.

Edición musical
Todos las imágenes de vídeo de un audiovisual corporativo incluyen una sintonía musical de fondo. Esta partida contempla el coste de dicha sintonía, tanto si se trata de una composición musical original para el cliente, como si se trata de una sintonía adquirida en una librería, con sus derechos de uso adquiridos.

Post-producción
El proceso de post-producción es de los que suponen un mayor cómputo de horas de dedicación en el proceso de creación de un audiovisual, tal como podéis recordar en el artículo “Proceso de Creación de una Producción de Vídeo” de este blog. Esta partida incluye las horas de trabajo del editor de vídeo, del de sonido y del editor multimedia (diseño gráfico, autoría de DVD, retocado fotográfico, etc.).

Copiado, estampación y entrega
Incluye el coste de adaptar el audiovisual al formato de entrega escogido (vídeo para web, DVD, etc.) y grabación del máster en DVD, diseño de carátula del disco y de la caja, así como el envío, de todas las copias, al destino escogido por el cliente.

Recuerda que en Taller Audiovisual podemos realizarte on-line un presupuesto de tu producción audiovisual sin compromiso.